El Sistema Nacional de Salud recibe más material de protección y los nuevos test rápidos de diagnóstico | ProRescue

Los servicios públicos sanitarios reciben nuevo material para ayudar en la detección y reducción del coronavirus:

  • El sistema sanitario español ha recibido cerca de 10 millones de mascarillas y más de 4,6 millones de guantes
  • La primera partida de un millón de test para detectar el COVID-19 ya está a disposición de los profesionales sanitarios
  • Ya se ha repartido más de 54 millones de unidades entre material de protección, test y dispositivos de ventilación

El pasado lunes también se enviaron a las Comunidades Autónomas 4,6 millones de guantes de nitrilo, 79.700 batas desechables y 5.400 unidades de soluciones hidroalcohólicas. Recursos a los cuales se han incorporado la primera partida de los test de diagnóstico rápido. 

Test rápidos de diagnóstico

En total se han repartido un millón de test. La Comunidad de Madrid ya cuenta con un total de 200.000 unidades, seguida de Cataluña, que ya dispone de 180.200 unidades, y de Andalucía, en tercer lugar, con un total de 131.100 test de diagnóstico.

Su utilización permitirá aumentar la capacidad de diagnosticar el COVID-19 de forma precoz. El Ministerio de Sanidad español, ya ha adquirido una partida de cinco millones de unidades, de las cuales más de un millón se han distribuido entre las autoridades sanitarias a lo largo de los últimos días.

¿Cómo se detecta el COVID-19?

Blog Proresc 2 05 2

Actualmente, la técnica diagnóstica de referencia es la PCR, mientras que los test rápidos de detección de anticuerpos servirán de complemento a las mismas. Este método cuanta con una fiabilidad alta, que ha sido estudiada por el Centro Nacional de Microbiología con muestras de pacientes reales de varios hospitales.

Su mecánica de funcionamiento será la siguiente: se realizará el primer lugar el test rápido y, en caso de que este muestre un resultado negativo, se recurrirá al uso de la PCR, optimizando el uso de estas.

¿En qué casos se realizarán los test?

Estas pruebas diagnósticas se llevarán a cabo fundamentalmente en el ámbito hospitalario, siendo aplicadas a pacientes con alta sospecha clínica, a los que no se les ha realizado PCR o con PCR negativa con varios días de evolución.

Asimismo, también se aplicará su uso en residencias de mayores y centros socio-sanitarios el objetivo es detectar precozmente los casos e investigar los posibles brotes. En estos, su uso está justificado en pacientes sintomáticos en caso de que hayan transcurrido varios días desde el inicio de síntomas, realizándose la toma de muestras y el análisis se realizará en la propia residencia o centro socio-sanitario.

En caso de que un centro o institución haya detectado más de un caso con síntomas, no será necesario obtener resultados positivos de cada uno de los afectados para considerar que el brote existe. En este supuesto, se tratará y aislará a los pacientes sintomáticos y se impondrá una cuarentena al resto.

En el caso de las instituciones penitenciarias, la PCR será la prueba de elección diagnóstica elegida. En estos entornos, el test rápido se realizará en pacientes con alta sospecha clínica, sin PCR o con PCR negativa con varios días de evolución desde el inicio de síntomas.

Fuente: Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

× ¿Cómo podemos ayudarte?